II.4.2. Metales, oro.

Bien, qué se puede decir del oro. Es, ha sido y posiblemente será el símbolo de la riqueza por excelencia para la mayor parte de civilizaciones.

Es un metal escaso, del que existe una determinada capacidad de extracción minera cuantificable, aunque siempre bastante limitada.

Parece ser que esto es una constante física en todos los cuerpos del Sistema Solar, que nadie espere hacerse rico comprando una parcela en la luna y montando ahí un chiringuito de extracción para cuando se pueda viajar allí el fin de semana.

La mayor parte de la extracción se hace en cuencas fluviales, y poco más sabemos de los detalles porque es posible que las compañías mineras usen mano de obra esclava nativa y metales pesados altamente tóxicos como el mercurio para la separación del oro y los otros minerales con que sale mezclado. No es bueno que la gente se entere de esos “detallitos” cuando compre su próxima sortija o collar.

En términos ahora de especulación: el oro posee estas características.


  • Se le considera un valor “refugio”. En situaciones de pánico financiero, su precio sube a las nubes. Nadie sabe realmente por qué pasa esto, porque si el mundo se va al carajo o hay una crisis alimentaria mundial, lo que valdrá será tener trigo o arroz, pero no oro, ya que que este último no se come.
  • Se le considera un indicador anticipado de la inflación. La gracia de este punto es que nadie sabe decir en cuánto tiempo se anticipa, con lo que esta afirmación ya deja de valer para algo. Algunos aventuran que 6 meses, aunque por ejemplo ahora mismo el oro lleva más de 6 meses subiendo y de momento la inflación no aparece por ningún sitio. No nos vale que cuando aparezca dentro de 2 años algún listillo diga “ya lo decía yo”.
  • Siempre es mejor especular con futuros que con el oro físico. Por comodidad (no hay que guardarlo), motivos financieros (no hay que poner toda la pasta, solo una garantía que ahora ronda el 7%), y se puede vender sin tener, esto es apostar a la baja directamente. Solo los joyeros y los más freaks tipo el Tío Gilito quieren tener el oro físico, bien es sabido que su brillo ha ejercido un influjo casi mágico en la psique humana desde tiempos inmemoriales.
  • Existe un cierto factor de consumo: en electrónica, joyería, farmacéutica… En teoría se supone que este factor representa solo una pequeña parte de la demanda del metal.
  • Hasta hace pocos años era el patrón por el cual se medía la posibilidad de emisión de moneda de los estados. Por eso se mantenían una serie de reservas de oro que indicaban la riqueza del país. Una vez desapareció ese patrón, se cambió por uno fiduciario. Algún día sabremos bien las consecuencias a largo plazo de esta decisión y similares.

Respecto a la estructura de precios de los futuros, suelen estar en ligero contango, esto es, los vencimientos más lejanos reflejan el coste de almacenamiento, financiación y seguros en el plazo que les queda (carrying costs), y cotizan a un precio mayor que los vencimientos más cercanos.

No presenta apenas estacionalidad respecto a sí mismo, al menos nada que sea aprovechable con fiabilidad superior a un 80%, aunque sí puede presentar alguna estacionalidad interesante frente a otros metales como la plata o el platino. Esto ya lo veremos algún día de estos en el apartado de estrategias con spreads.

Tenemos variedad de contratos, de 33 (antes en CBOT y ahora trasladado a NYSE LIFFE), 50 (mercado COMEX) y 100 onzas, aunque el más líquido y conocido es este último, el de 100 onzas del mercado NYMEX.

En cuanto a su estructura de volatilidad, la típica en los metales y materias primas: cuanta más incertidumbre, más sube el precio y más volatilidad hay. Por lo tanto, la volatilidad sube cuando sube el precio (al revés que con las acciones e índices).

Y poco más que añadir de valor para la especulación. He aquí la ficha del contrato de futuro de 100 onzas troy.

Nombre: Oro.
Símbolo: GC
Subyacente: 100 ozt, onzas troy (3110 gramos aprox.), no confundir con la onza avoirdupois de 28,35 gr.
Multiplicador: $100
Precio: la unidad mínima de fluctuación es de $0,10 por cada onza troy.
Mercado: NYMEX (New York Mercantile Exchange)
Vencimientos: El mes actual, los dos siguientes, cualquier febrero, abril, agosto y octubre que estén a menos de 23 meses y cualquier junio y diciembre que estén a menos de 60 meses a partir del actual. Negociación hasta tercer último día hábil del mes de vencimiento. El más líquido suele ser el más cercano y el de diciembre del año en curso.
Comportamiento
: ligero contango por carrying costs.
Garantías: $6747inicial, $4998 intradía

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Futuros, Metales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s