IV.1. Introducción al Análisis Técnico.

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, el análisis técnico o AT para abreviar, será la herramienta que nos eche una mano en nuestras decisiones de especulación.

Hay que tener en cuenta varias premisas importantes en relación con el AT:

– No es la panacea definitiva, es un método que tiene un índice estadístico de aciertos y fallos y que por tanto nuestro objetivo es localizar y minimizar nuestros errores propios, ya que es imposible minimizar el número de errores producidos por el AT por el mero hecho de su comportamiento estadístico natural. Hay que asumirlos y listo.

– El AT se basa en la lectura de tres dimensiones: precio, volumen y tiempo. Todo lo demás son vueltas y más vueltas al concepto esencial de esas tres dimensiones. Lo que importa es que esto funcione, y lo demás (ondas, indicadores, estocásticos…) es accesorio o complementario.

– Hay que asumir que esto es más un arte que una ciencia exacta. Esto es hay que usar el cerebro constantemente, no existe una fórmula matemática o un indicador que te diga de forma fiable cómo ganar siempre, aunque sí que pueden existir los que te ayuden a ganar en ciertas circunstancias de mercado. Puede que usando la cabeza para detectar las condiciones del mercado mezclado con una serie de indicadores sirvan de buena base para un sistema.

– La base esencial del AT es que el precio ya descuenta todas las noticias conocidas. Lo veremos más ampliamente en el artículo de la Teoría Dow. Esto es, el precio precede a la noticia “pública”. Por eso los periódicos, radios y televisiones económicas no sirven de nada para el especulador. El especulador ve la noticia en directo, días o semanas antes de que suceda, en el precio y el volumen, si bien la mayor parte de las veces no tiene el privilegio de conocer los motivos, ni falta que le hace para subirse al carro de los ganadores y recoger los beneficios.

– Finalmente: enteraos de una vez que los mercados financieros no son más que una máquina de picar carne de novatos. Todo el “establishment”, todo el sistema, está pensado para limpiaros la cartera, con maniobras sencillas y complejas, jugando con la psicología de masas, el miedo y la codicia del gran público. Se fomenta la entrada de nuevos jugadores, se promete El Dorado permanente, se calienta la cabeza al personal con libros, paquetes de software milagroso, sistemas que re-inventan la rueda y el fuego, cursillos, seminarios… El especulador profesional ha de ser ajeno a todo eso en una primera fase, y mejor aún, en una segunda fase tiene que ser consciente de ese juego para subirse al camión de los tiburones cual rémora o sabandija cobarde, y así poder disfrutar de las migajas que dejan esos tiburones después de despedazaros a vosotros pringaos.

Y os aseguro que las migajas son sustanciosas en muchas ocasiones…

Por eso teneis que aprender todo lo que os diga y mil cosas más, y sobre todo, teneis que aprender a usar la cabeza, ya que mañana la mitad de lo que os haya dicho será agua pasada y tendréis que estrujaros las meninges para volver a empezar de nuevo. El 90% del juego está dentro de vuestra cabeza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AT. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s