Teoría Dow. Las tendencias se han de confirmar por el volumen.

Un aspecto muy importante de la Teoría Dow y que nos puede dar muchas buenas pistas a la hora de operar es que las tendencias se ven confirmadas por el volumen de contratación.

Si estamos dentro de una tendencia primaria alcista, en las tendencias secundarias veremos más volumen de negociación cuando sean alcistas (es decir, que sigan la misma corriente que la primaria) que en las secundarias bajistas (que van en contra de la primaria).

Lo mismo ocurre en las primarias bajistas pero al revés, el volumen aumenta en las secundarias bajistas, confirmando que estamos dentro de una primaria bajista.

Y por supuesto podemos extender el razonamiento bajando en el nivel de las tendencias, esto es, las secundarias se ven confirmadas por el volumen en las tendencias terceras, las terceras por el volumen de las cuartas, etc.

Veamos un par de gráficas, la primera gráfica con velas semanales de BME entre finales de 2006 y principios de 2008.



Vemos como al principio la secundaria alcista se ve confirmada porque el volumen es mayor en las terceras alcistas que en las bajistas. Luego vemos una secundaria bajista más débil, pero el volumen muestra dos picos que nos tendrían que hacer sospechar, ya que estando en primaria alcista el volumen en la secundaria alcista tendría que haber sido débil.

La secunda alarma es cuando al reiniciar otra secundaria alcista a mediados de 2007, empieza con buen volumen pero luego renquea.

Y finalmente empieza la secundaria bajista a finales de 2007, que hasta que no cruza los 37€ del mínimo de la anterior secundaria bajista, no confirma la nueva primaria bajista, aunque la súbita crecida del volumen en las semanas anteriores ya tendría que haber hecho saltar las alarmas de un analista avispado. El batacazo posterior es historia.



En el segundo caso tenemos una gráfica de Google (la acción de la compañía, no el buscador burros), vemos como permanece en primaria alcista unos cuantos años, pero al final del recorrido de subida el volumen es inferior al inicial. Probablemente en la primera fase hayan comprado los tiburones a precios de ganga, y de mediados del 2006 hasta finales de 2008 los compradores han sido nuestros amados pringados entre los que me incluyo, que generan menos volumen. Para cuando el precio llega a las cercanías de $750 los tiburones ya han descargado todo lo que compraron a $50 y llega la hora del LoL para los que compraron a $700.

La lectura del volumen como el resto del AT no es una ciencia exacta, pero es útil para darnos pistas acerca de lo que está pasando y para aumentar nuestra certeza y nuestras probabilidades de acertar.

Si el volumen se expande con la tendencia, entonces esa tendencia se ve más corroborada que si no lo hace y por tanto tendremos más posibilidades de entrar en el bando ganador.

No siempre es sencillo interpretarlo, de hecho hay veces que ni los que tenemos la vista más entrenada podemos sacar nada en limpio, pero eso no es problema porque hay miles de productos financieros, acciones, derivados, bonos, etc. y seguramente en muchos de ellos tanto el volumen como las tendencias están cristalinamente marcados en el gráfico, en algún momento determinado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AT. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s