IV.3.1. Bull call spread.

Consiste en comprar una opción CALL a un determinado strike A, y vender otra CALL del mismo subyacente y vencimiento, pero a con un strike mayor B.

La idea es basar nuestra estrategia en que el subyacente cierre en el momento del vencimiento en un valor comprendido entre A y B.

La prima a pagar por la primera opción P1 será superior a la prima cobrada por la segunda P2, por lo que estamos ante un debit spread.

La máxima pérdida que podemos tener será de P1-P2, en caso de que el valor valga a vencimiento por debajo o igual a A.

La máxima ganancia se dará en caso de que el valor cierre al vencimiento en un precio igual o mayor a B, y será de B-A-(P1-P2). No podremos ganar más aunque el valor suba por encima de B porque todo lo que ganemos con la call comprada, lo perderemos con la call vendida porque a partir de B entra también en el dinero (in-the-money o ITM).

Un ejemplo de gráfica general de beneficio/pérdida sería ésta:


De este modo podemos hacer una apuesta alcista como si comprásemos solo la call, pero reduciendo el precio pagado gracias a la venta de la call vendida, a cambio de limitar nuestra ganancia.

Ahora un ejemplo. Imaginemos que apostamos a que el IBEX va a terminar el 15 de mayo (vencimiento de las opciones de mayo) entre 11500 y 11800.

En ese caso compramos una call mayo 11500 a 230€ y vendemos una call mayo 11800 cobrando 125€.

En total abonamos 230-125 = 105€. Esta será nuestra pérdida máxima.

Si llega el 15 de mayo y el ibex cierra a 11500 o por debajo, hemos perdido esos 105€.
Si el IBEX vence a 11650, entonces la call comprada valdrá 150€ y la vendida 0€, con lo que saldamos la operación con:

11650-11500-105€ de prima neta = 45€ de beneficio.

Si el IBEX vence a 11800 o más, entonces hemos acertado y tendremos la máxima ganancia, que será:

11800-11500-105 = 195€

Lógicamente, cuanto más queramos ampliar nuestro rango de ganancia, menos cobraremos por la call vendida, esto es, mayor será nuestra pérdida máxima, y menor la probabilidad de acertar. Por eso es esencial el factor tiempo, ya que no basta con acertar, sino que tenemos que acertar con el movimiento antes de que pase el vencimiento.

Por ejemplo si en vez de vender la call 11800 vendemos la call mayo 12000, cobraremos solo 77€, y por tanto tendremos una pérdida máxima de:

230-77= 153€

A cambio de ampliar nuestra máxima ganancia a:

12000-11500-153 = 347€

Si es que creemos posible que el IBEX se pueda asomar a los 12000 puntos en las próximas 4 semanas.

Como vemos, es una manera interesante de hacer una apuesta tendencial teniendo en cuenta el marco temporal en que esperamos que esa tendencia se produzca, acotando el riesgo máximo a cambio de acotar el máximo beneficio.

La gracia de la operación está en dar con un strike superior de la opción vendida tal que consideremos muy difícil que se llegue a esa cotización, esto es, como siempre, en dar con el strike que maximice el beneficio a la vez que minimice el coste de la máxima pérdida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estrategias, Opciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s