IV.3.4. Con futuros.

En las estrategias direccionales con futuros, hay que tener en cuenta las peculiaridades de cada uno de los productos.
Es tan grande la variedad de ellos que no podemos dar más que una serie de reglas generales, ya que cada tipo de futuro tiene sus reglas y trucos concretos, y para eso tenemos las secciones que hablan en particular de ellos.

Estas reglas son:

Los futuros tienen vencimientos, cuidado porque si nuestra estrategia contempla ir más allá en el tiempo que el vencimiento que tenemos, habrá que contemplar la necesidad de hacer el rollover, esto es, deshacer la posición que tenemos antes de que llegue el vencimiento, y rehacerla con el siguiente vencimiento con liquidez más cercano.

Hay que averiguar cuál es el vencimiento más líquido con el que hay que operar, al principio y también a la hora de hacer el rollover, y en general todo lo relacionado con las especificaciones del contrato (multiplicador, fluctuaciones máxima y mínima, meses en los que hay vencimientos, día del mes en que vencen, márgenes exigidos…) De este modo se pueden evitar muchas sorpresas y fallos tontos.

Hay que saber si estamos operando en contra o a favor del rollover. Si estamos comprados y los futuros están en contango o si estamos vendidos y los futuros están en backwards, entonces estaremos a la contra, porque al hacer el rollover tenemos que pagar por la diferencia.

Hay que conocer la estructura de precios del producto, si tiene estacionalidad o no, y si existen primas para incentivar o desincentivar el almacenamiento del producto.

Hay que recordar que el precio de las materias primas jamás podrá ser cero, lo cual aunque parezca mentira puede ser una buena pista.

No olvidar que los precios de los futuros ya tienen en descontados absolutamente todos los factores que puedan afectar al precio, ya sean dividendos, carrying costs, primas estacionales, tipos de interés o incluso la propia liquidez del producto.

Con toda la información posible a mano, veremos que habrá algunos futuros que se adaptan bien a nuestras estrategias, y otros que no se adaptan tanto. Así cada uno podrá optimizar sus resultados según el producto, ya que las diferencias de resultados pueden ser grandes por causa muchas veces de pequeñas nimiedades que no habíamos tenido en cuenta al principio.

Toda esta información en detalle es la que está esparcida en todos los artículos sueltos de futuros. Y poco más se puede decir en general de los futuros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estrategias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s