V.1.2. Virtudes, vicios y creencias.

Ni en el clamor de la calle atestada
Ni en los gritos y aplausos de la multitud

En nosotros habitan el triunfo y la derrota

H.W. Longfellow.

El perfil clásico del iniciado al trading es bien conocido: abogados, ingenieros, profesionales liberales… gente que ha alcanzado cierto éxito en sus respectivas profesiones, y que un día deciden abrir una cuenta de valores al saber que algún amigo o pariente ha ganado cierto dinero en eso de “la bolsa”.

La primera pregunta es: ¿por qué el y no yo? Después de todo, soy una persona preparada.

Bien, pensar así es el primer error. El hecho de que seamos buenos profesionales de éxito en nuestro ramo, no asegura que vayamos a ser buenos operadores de bolsa, es más, puede resultar un hándicap porque estamos confiados en exceso en nuestras capacidades, debido al éxito que tenemos en nuestra profesión.

Lo que hay que pensar en primer lugar es en dónde nos estamos metiendo. Si eres un abogado de éxito: ¿cuántos años te ha costado llegar ahí? Pongamos 5 de carrera, más 2 en prácticas, otros 3 en un bufete… Echemos unos 10 años.

Lo mismo pasa para ser un cirujano reputado, o un ingeniero… Ahora bien, si cuesta tanto llegar a la cima de una profesión, ¿cuánto os creéis que cuesta ser un operador de éxito, profesión ésta que es la más competitiva del mundo? ¿pensáis que sois muy listos y que os vais a “poner las pilas” en dos semanas leyendo la prensa salmón, dos libros de bolsa y este hilo de mierda?

Pensar así es ridículo. Cuando sales a los mercados, tienes que ser consciente que te vas a encontrar con la mayor concentración de hijos de puta del universo conocido, que llevan decenas de años en ello, y que además tienen mil veces más medios, más información y mil veces menos menos escrúpulos que tú.

Dicho esto entramos en la definición de lo que necesitamos para armarnos psicológicamente si alguna vez queremos llegar a algo en esto del trading.

Virtudes: conjunto de cualidades que potencian nuestro rendimiento como operadores.
Vicios: conjunto de defectos que disminuyen nuestro rendimiento como operadores.
Creencias: conjunto de reglas que aumentan nuestra capacidad como operadores.

Bien, el pensar que porque somos muy listos, vamos a ser muy buenos operadores, es un vicio muy extendido. El operador ha de tener confianza en sí mismo, la cual es en sí una virtud, pero esa confianza ha de estar fundada en unas sólidas creencias. Si no las tenemos, es inútil lo que pensemos, al largo plazo nos borrarán del mapa.

Nuestras virtudes nos harán conscientes de hasta dónde llegamos y hasta dónde no, y gracias a ellas configuraremos con el tiempo y la práctica un conjunto de creencias, que, muchas veces a base de prueba y error, nos llevarán poco a poco a tener más rendimiento como operadores.

Por ejemplo, si yo pienso que las pérdidas hay que cortarlas, y los beneficios hay que dejarlos correr, entonces eso es una creencia. Como con el tiempo voy a comprobar que esa creencia aumenta mi capacidad como operador, entonces la tomaré por válida.

Desde fuera, la bolsa es igual para todos los operadores. Hoy en día todo el mundo tiene acceso cómodo y rápido a datos y a mercados. Sin embargo unos ganan y otros pierden.

Desde dentro, el operador ve los mercados con el color del cristal con el que lo mira. Ese cristal está formado por sus creencias y sus valores, en su forma de enfocar su visión de los mercados.

Este es el factor clave que marca la diferencia.

Nuestras creencias erróneas, generadas a través de nuestros vicios, nos “enturbian” la visión de los mercados, haciendonos ver fantasmas o conspiraciones donde no las hay, y por tanto nos conducen a cometer errores.

Nuestras creencias correctas, apoyadas por nuestras virtudes, nos ayudan a ver las cosas más claras en los mercados, y a entender mejor el cómo funcionan por dentro.

Nuestra misión en los siguientes posts sera:

  • Aprender a reconocer los vicios más típicos de los operadores, para erradicarlos.
  • Entender las virtudes necesarias que tiene que tener todo operador.
  • Proporcionar las herramientas para que cada uno de nosotros se construya un sistema de creencias válido, en el cual basar la operativa.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s