Manifestación de cisnes negros.

Como ya sabréis, dado que es un término muy de moda últimamente, un cisne negro en términos económicos es un fenómeno considerado altamente improbable pero que termina sucediendo para gran sorpresa de los observadores del mismo.

El término proviene de una expresión de Juvenal que hablaba de un ave muy rara parecida a un cisne negro. Antes de las grandes exploraciones marítimas de los siglos XVI-XVII los occidentales daban por sentado que todos los cisnes eran blancos, pues tal era el color de dicha especie por estos lares.

Cuando unos exploradores holandeses descubrieron en una expedición por Australia una especie de cisne cuyo plumaje era negro, el término pasó a tener el significado actual.

En términos económicos estamos viviendo una época de cisnes negros, concretamente se comenta que por los parqués de todo el mundo se ven todos los días manifestaciones de ellos.

Creencias muy arraigadas más o menos basadas en hechos empíricos se han desmoronado como un puñado de arena seca dejado a la suerte de una ola.

Como resultado nos encontramos hoy en día con unos mercados completamente anómalos, que no responden prácticamente a ninguna de las leyes que han venido funcionando los últimos 130 años.

Veamos algunas muestras de la manifestación de estos cisnes, que nos deben ayudar para ahondar en el conocimiento de los mercados tal y como están hoy en dia.

–          Abandono de principios antes considerados sacrosantos, como que la volatilidad es igual al riesgo. Esto ha supuesto la voladura de métodos como VAR o la Modern Portfolio Theory. Supongo que la vida se ve desde otra perspectiva según estés a pie de parquet o mirando el jardín del campus universitario desde tu poltrona de profesor.

 

–          Intervención del mercado del dinero: es triste que los tipos de interés ya no queden fijados por el mercado sino por un banco central o por un grupo de bancos privados. Hemos tenido hasta casos de condenas de dichos bancos por manipular los índices Libor y ahora se investiga lo mismo en Euribor.

 

–          Exaltación del riesgo moral: en un sistema capitalista lo normal es que si lo haces bien ganes y si lo haces mal pierdas. Hoy en día no pasa eso. Si lo haces bien ganas mucho dinero y si lo haces mal… pues te rescatan. Esto sienta un peligrosísimo precedente, cuando no supone directamente la mayor estafa de la historia de la Humanidad.

 

–          Anulación del margen de intermediación tradicional de los bancos: ahora mismo a las entidades financieras les sale mejor comprar deuda soberana (susceptible de rescate si algo va mal, ver punto anterior) al 5% que prestar dinero al Euribor (intervenido y manipulado ver dos puntos más arriba) +2% con el riesgo añadido de que ese dinero prestado puede que no nos lo devuelvan. Si usted fuera banquero,¿ a qué dedicaría su pasivo?

De esta reflexión sacamos la conclusión de que algunos cisnes negros han aparecido de forma natural, y otros han sido fabricados artificialmente en laboratorios dignos del mismísimo Dr. Maligno.

 

En todo caso téngalos usted muy en cuenta a la hora de operar en bolsa. Nunca se sabe cuando aparecerá el siguiente pajarraco dispuesto a picotear su cuenta y dejarla tiritando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El mundo al revés. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s